martes, 4 de febrero de 2014

¿Qué fue de... Carlos Jesús?

¡Fiuuu fiuuuuu! Saludos Terrícolas. Para mi el "Friki" por excelencia que nos ha dado el mundo de la televisión española es Carlos Jesús. Su nombre real es Carlos Cabello Rey, pero mejor nombrarlo por su nombre artístico y recordarlo con su túnica lila en sus apariciones estelares en el programa de Crónicas Marcianas. Siempre entrevistado por Javier Cárdenas. Menudo esfuerzo tenía que hacer para evitar reírse delante de tal personaje.

Un hombre que decía haber tenido su primera experiencia "religiosa" cuando trabajaba en la fábrica de SEAT en Martorell (Barcelona). Ahí recibió "una fuerte descarga eléctrica de 42 kilovatios", como el decía, y estando inconsciente una voz le dijo "vuelve que aún no es tu hora". ¡Bendita voz! Porque los momentazos de carcajadas que nos regaló son impagables. Carlos Jesús recibió otra descarga eléctrica de la misma intensidad estando en la fábrica de Pegaso en Mataró, también en la provincia de Barcelona. En ese caso, él mismo se vio salir de su cuerpo y elevarse, tras pasar un túnel siguiendo una luz blanca vio a todos sus familiares muertos a los que saludó. Pero surgió una figura blanca entre ellos que le dijo que debía volver al cuerpo porque "tenía que cumplir una misión en la Tierra". Tuvo un tercer accidente del que también salió ileso, fue aplastado por una carretilla contra una pared. Un inmortal en toda regla vamos.

El momento de iluminación total de este hombre fue cuando se le apareció Cristo, un jueves santo delante de una churrería. Debería realizar curaciones por fé en la Tierra hasta que llegase el Fin del Mundo, esa era su misión. Pero vamos, que mientras se iría haciendo de oro con el dinerito que sacaba por participar en Crónicas Marcianas. Está claro que Sardá acertó de lleno con él.Se ve que recibió un curso para las curaciones por fé durante 4 años por parte de un espíritu femenino, Crislán, mientras viajaban por 180.000 millones de galaxias. Menudo viajecito, y la NASA peleándose para llegar a Marte. ¡Qué pringaos! El final del viaje fue la paradita en el Sol donde residían 24 ancianos y el padre eterno, todos juntos presidían el Universo. Ahí le enseñaron como la Iglesia se estaba volviendo cada vez más oscura, entre otras cosas le mostraron imágenes de orgías con niños en el Vaticano. Telita con la historia del amigo. Aunque no hace falta ir colocado para ver eso, ya van saliendo casos de curas y sacerdotes que le va la marcha. 

Entre sus grandes curaciones, se encuentra la de sanar del SIDA a un negro, curar flatulencias, resucitar algún muerto, enderezar a los jorobados, ayudar a los desempleados a encontrar trabajo (Rajoy contrátalo por favor, es el que te falta en tu equipo) y la especialidad de la casa: reparar los virus de un "ibe-eme-eme". O sea, que el colega sacaba los virus de los ordenadores con el poder de la placa que le habían instalado unos extraterrestres en su frente. Podía soltar descargas de 800.000 voltios, ojito. 

Pero dentro de él habitaban dos personajes más, Micael y Crístofer. Micael que según él era la voz de Jésus (era cuando hablaba con voz de robot) y Crístofer era el encargado de mantenimiento de las naves espaciales. Porque claro, él debía de alertar a los habitantes de la Tierra del fin del mundo cuando los israelís asaltasen Jerusalem. Al momento rectificó cuando le informaron que ya había israelís en Jerusalem, entonces dijo: "Pues será en Belén, que es el pueblo donde nació Jesús. Pero es que además se acerca un gran asteroide a la deriva, el «Argamedón», que pasará tan cerca de la tierra que hará que nuestro planeta cambie el eje y se produzcan tres días de oscuridad". El caso es que vendrían 3 millones de naves extraterrestres de diferentes sitios a rescatar a los elegidos por el mesías Carlos Jesús. "Estos serán llevados a Raticulín, donde sus almas las meterán en cuerpos jóvenes e inmortales de 2,20m de altura y... ¡Sin ano! Porque todo lo que coman lo asimilarán. ¡Se acabó lo del Bifidus señores!

¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? ¿Es o no es el mejor "friki" de España? Pues menudo viaje espacial me he hecho para averiguar el paradero de este hombre en la actualidad. Quise ir a los sitios donde me pudieran dar alguna pista. He pasado por Raticulín, por Ganímedes, por Beta 1, Beta 2, Beta 3, hasta llegar a la número 20 y luego a la constelación entera de Orión. Aunque dijera que también había estado en el Sol, no quise jugármela y pasé de ir, con la crema factor 50 que tengo del verano pasado no lo veía claro. Y luego voy y me entero que, ¡este hombre sigue entre nosotros! Concretamente en la población de Dos Hermanas (Sevilla).

Ofrece curaciones por fé en ese pueblo a todos los creyentes de su religión, la Carlosjesusología. Si estáis interesados, podéis contactar con él en su página web (www.carlosjesusmicael.es). Ahí también encontraréis fotos de espíritus que ha visto y información acerca de su vida. A parte de hacer esto, se ve que trabaja por el Ayuntamiento de Dos Hermanas. Colabora en un servicio municipal, se hacen llamar los Serenos. Son como un apoyo para la Policía Local. Ayudan a regular el tráfico básicamente. ¿Os imagináis a Carlos Jesús dirigiendo el tráfico? "Fiuuuu Fiuuuu, tire hacia la derecha al planeta Alfa". "Fiuuuu Fiuuu, Micael te dice que pares terrícola insolente". Menudo show, deben estar entretenidos en ese pueblo.

El pasado mes de septiembre, se estrenó una película de animación producida por Antonio Banderas, Justin y la espada del valor. En ella se encuentra un hechicero, Melquiades, que nos recuerda al querido Carlos Jesús. Sus parecidos son más que notables. Incluso hace el gesto del triángulo con las manos. No me digáis que no es un gran homenaje. Quién se lo iba a decir...

Ahora estará a punto de cumplir los 70 años, pero este hombre se merece la inmortalidad. Que panza de reír se darían las futuras generaciones...

4 comentarios:

  1. Yo lo recuerdo de la época de Alfonso Arus, antes de crónicas marcianas. Recordáis la canción que hicieron "Carlos Jesús is bad"? Jajaja

    ResponderEliminar
  2. Sí, lo que nos reíamos cuando lo veíamos aparecer en el programa de el estúpido e impresentable tertulianio : Pepe Navarro. Lo más gracioso y a la vez preocupante és , que seguramente ,Carlos Jesús esté muy cerca de la auténtica verdad (con voz de pito y todo) . Ahora con internet , hay más información y parece que ya no causa tanta gracia cuando estudiosos e investigadores , incluso ex presidentes de defensa de Canada, traten éste tema seriamente diciendo las mismas cosas que decía Carlos Jesús en su famosa época.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo lo conozco, cuando yo era pequeño vivía en mi barrio (entrenaranjos)yo iba a su casa a menudo. cuando gano fama, mas tarde se mudó a una casa bastante grande al lado de la avenida de españa, en dos hermanas, actualmente no sale de su casa casi nunca y tiene hojas de romero en cada ventana.
    está un poco tocao pero es buena gente

    ResponderEliminar
  4. La única vez que lo he visto, mejor dicho, las dos únicas veces que le vi fueron bastante seguidas, yendo a psiquiatría en el hospital de San Lázaro (Sevilla). No es broma, andaba yo acompañando a un familiar en paliativos (mismo edificio) y allí iba el hombre. No digo que fuera paciente pues eso no lo llegué a ver, pero allí iba él, sin túnica morada y sin hacer tonterías.

    ResponderEliminar